Velas de inmersión

Velas de inmersión


Esta técnica no presenta grandes dificultades y solo necesita de materiales que se pueden encontrar en la cocina.

Para hacer velas de 20 cm. de largo. Se necesita un recipiente de unos 25 cm de alto. La cera para las velas de inmersión debe ser diluida y mantenida a una temperatura constante, de modo que no quede ni muy líquida ni muy densa, si es muy líquida se deslizará del pabilo y si es muy densa formara grumos en la superficie.

Funde la cera hasta que alcance la temperatura promedio, apaga el fuego y comienza a trabajar.

*Materiales:

-1 olla de 20 cm de alto

-1 cilindro de vidrio resistente al calor de 25 cm de alto aprox.

-Pabilo

-Parafina

-Estearina

-1 varita de madera

-Papel periódico

-Tijeras

-Cortador

-Termómetro

*Paso a paso:


Corta el pabilo de aproximadamente 50 cm de largo y dóblalo en dos partes iguales.

Sujetándolo por el centro sumérgelo en la cera caliente durante algunos minutos. A continuación sácalo y colócalo sobre una varita de madera de forma horizontal, a modo de que las dos partes caigan bien rectas, déjalas secar. Cubre la superficie por debajo con papel de periódico para evitar que las gotas manchen la superficie.

Repite varias veces la inmersión del pabilo, deja secar la cera de manera que cada capa se adhiera a la anterior, así hasta alcanzar la dimensión deseada. Se han obtenido dos velas con la forma cónica. Con un cortador empareja las bases y elimina las gotas de cera que posiblemente

*Coloración:


Para fabricar las velas de colores con la técnica de la inmersión pueden seguirse dos métodos:

1- Sumerge varias veces el pabilo en la cera caliente, previamente coloreada.

2- Introduce la vela blanca en una mezcla de cera coloreada.

La intensidad del color depende del número de inmersiones efectuadas. Para obtener velas de colores de manera parcial bastará con sumergir solamente una parte.

*Recomendaciones:


-Luego de cada inmersión sumerge la vela en agua para agilizar el proceso de entrenamiento. Escurre bien el agua de la vela antes de sumergirla nuevamente.

-Evita lo más que puedas dejar caer gotas de agua en la parafina, ya que al calentarla nuevamente puede salpicar.

-Si lo que desea es una vela mucho más gruesa, une dos pabilos en lugar de uno antes de empezar.

-Si la vela finalizada presenta grumos en su superficie es porque tiene gotas de agua o porque la temperatura de la parafina no es la adecuada.

fuente: Revista Haga y venda

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search