Puddings de polenta con salda de albaricoque

Ingredientes:

125 grs de mantequilla
2/3 taza de azúcar extrafino
2 huevos, ligeramente batidos
2 cdtas de corteza de limón, rallada fina
1 taza de harina de fuerza
1/2 cdta de levadura en polvo
1/4 cdta de sal
2/3 taza de polenta
1/2 taza de crema agria espesa
1/3 taza de leche

Salsa de Albaricoque
125 grs de orejones, picados gruesos
1 taza de zumo de manzana
3 tiras gruesas de corteza de limón, sin
la membrana blanca
1/4 taza de azúcar
1 cda de Cointreau, opcional

Preparación:

Ponga a calentar el horno a 180º C. Unte seis moldes de 250
ml de capacidad con aceite o mantequilla fundida, y forre el
fondo con papel encerado. Unte 6 láminas pequeñas de
papel de aluminio con aceite o mantequilla fundida y extienda encima de cada una de ellas 1 lámina de papel encerado; efectúe un pliegue en el medio.
Use la batidora eléctrica para batir la mantequilla junto con el azúcar en un bol, hasta obtener una mezcla ligera y cremosa. Añada los huevos de uno en uno y bátalo bien después de cada adición. Agregue la corteza de limón y, con una cuchara grande de metal, incorpore la harina y la levadura tamizadas, la sal y la polenta, alternándolas con la mezcla de leche y crema agria.
Vierta la masa resultante en los moldes hasta llenar tres cuartas partes de su capacidad. Cúbralos con las láminas de papel encerado y de aluminio untadas, de modo que la de aluminio quede en la parte de arriba; átelas bien con un cordel por debajo del reborde del molde. Coloque los moldes en una bandeja de horno grande y vierta en ella agua hirviendo hasta cubrir la mitad de la altura de los moldes. Hornéelos entre 40 y 50 minutos, o bien hasta que, al introducir un cuchillo en el centro del pudding, éste salga bien limpio. Desmóldelos y sírvalos con la salsa de albaricoque caliente.

Para preparar la salsa de Albaricoque.
Vierta los orejones en un cazo junto con el zumo de manzana,
1 taza de agua y las tiras de corteza de limón; llévelo todo a
ebullición. Baje el fuego, tape el cazo de manera que pueda
escaparse el vapor y déjelo cocer a fuego lento durante unos
10 minutos o hasta que los orejones estén tiernos. Retire la
corteza de limón y agregue el azúcar; remuévalo hasta que se
disuelva por completo. Deje enfriar la salsa durante 10
minutos y pásela luego a la batidora para darle una textura
homogénea; échele un chorrito de Cointreau.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search