PANCITOS CRUZ

Ingredientes:

Masa:
500 g de harina tamizada y adicional, necesaria;
25 g de levadura fresca prensada;
agua apenas tibia necesaria;
una cucharadita de sal y una cucharadita de azúcar molida y
4 cucharadas de aceite, preferentemente de oliva, o buena mezcla con él.
Variantes:
utilizar, en reemplazo de la sal común, la sal con ajo o con cebolla, o con apio o con distintas hierbas aromáticas secas, reducidas a polvo, a gusto.

Preparación:
1. Masa: reducir a migas la levadura en un tazoncito; disolverla con 3/4 de taza de agua apenas tibia; agregarle una cuchara de la harina y la cucharadita de azúcar; batir la mezcla con un batidor pequeño de alambre o con un tenedor hasta que la superficie se llene de globitos de aire; tapar el bollo, flojo, con un plástico fino o un film y dejarlo en lugar templado, durante unos 30 minutos, resultando bien esponjoso.
2. Poner el resto de la sal común o la aromatizada elegida (ver variantes) en un tazón; hacer un hueco, colocar allí la “esponja”, el aceite, e ir tomado la harina, añadiendo más agua necesaria, hasta lograr un bollo que se desprende del recipiente; trabajarlo muy bien con una mano; luego volcarlo sobre la mesa de madera (o una tabla) y amasarlo muy bien con las dos manos, hasta resultar una masa lisa y elástica.
3. Colocarla nuevamente en el tazón, taparla como antes con el plástico y dejarla en un lugar templado hasta que leve al doble de su tamaño primitivo. Utilizarla.

Amasado:
Tomar una porción de masa del tamaño de una naranja y estirarla con el palote y mesa apenas enharinados, en una cinta de unos 6 a 7 centímetros de ancho, fina, todo el largo posible; arrollar los extremos de esta cinta, uno hacia abajo y el otro hacia arriba, cada rollo, hasta casi encontrarlos en el centro de la cinta (ver foto), dejando un espacio libre, que, estirándolo y girándolo a la vez en ambos extremos, atravesando el trabajo, se forman otros dos rollitos, formando la cruz, que se mantiene totalmente unida.
Enmantecar o aceitar una placa de horno e irlos colocando, separadas entre sí las “cruces” logradas; tapar la placa con el plástico flojo y dejarla en lugar templado, hasta que las “cruces” se noten bien levadas (aproximadamente de 45 minutos a1 hora).
Pintarlas con agua en la superficie y llevarlas a horno fuerte (220°C) precalentado durante unos 10 minutos; reducir en seguida el calor a moderado (180°C) hasta que se noten cocidas y doradas.

Autor:Emmy de Molina

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search