La higiene de los alimentos

La ingesta de alimentos es una actividad fundamental para toda persona, a partir de los cuales obtenemos una amplia variedad de nutrientes. Los mismos permiten que todas las células de nuestro cuerpo renueven sus componentes y obtener energía de forma permanente para el funcionamiento. Un aspecto frecuentemente olvidado es la higiene de los alimentos la cual previene la aparición de algunas enfermedades muy frecuentes.

Todos los alimentos frescos deben ser lavados correctamente para eliminar la presencia de cualquier microorganismo patógeno. Además no deben mezclarse en la cocina con los alimentos ya cocidos, los cuales han pasado un proceso a alta temperatura. Para manipular los alimentos en toda preparación toda persona se debe lavar previamente las manos con agua y jabón durante un mínimo de 30 segundos.

Las superficies para trabajar en la cocina deben ser lisas y fáciles de lavar, evitando la presencia de bacterias que puedan pasar a los alimentos.

Todos los utensilios de cocina deben ser fáciles de lavar, utilizarse un jabón neutro y deben guardarse limpios en un lugar cerrado.

Existen algunos alimentos que deben conservarse refrigerados, los cuales no se deben mantener fuera de la heladera durante mucho tiempo, porque aumenta la posibilidad de aparición de bacterias. Ante cualquier duda que genere un producto el mismo deberá ser desechado para la mayor seguridad de la familia.

Seguir las recomendaciones permitirá una menor exposición a microorganismos contenidos en los alimentos, disminuyendo la probabilidad de enfermedades en los integrantes del grupo familiar.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search